viernes, 6 de agosto de 2010

Gritos en víspera año escolar, escuelas piden hasta mistolín

El alto costo de los útiles escolares y un posible aumento de entre un 25% y 30% en la tarifa de los colegios privados, así como la inmensa lista de material gastable solicitado a los estudiantes, tiene al borde de la desesperación a los padres en la víspera de inicio de un nuevo año escolar.

Pese a los descuentos establecidos por las principales tiendas de la capital y la provincia Santo Domingo, los materiales educativos siguen por las nubes, obligando a un gran sacrificio a padres de clase media y baja, que deben enviar más de un hijo a las escuelas o colegios.

Como parte de las ofertas, los cuadernos de 200 páginas se consiguen a RD$59.00 y cátedras, desde cuatro y hasta seis divisiones a RD$250.00 y RD$320.00. Mochilas para niños menores de 5 años, está entre RD$95.00 y RD$195.00, mientras que para los de mayor edad, se pueden encontrar a RD$250.00 y RD$320.00.

Asimismo, media docena de lápices cuestan RD$60.00, de lapiceros a RD$60.00 y hasta RD$70.00, tomando en cuenta la calidad. Sacapuntas desde RD$35.00 y hasta RD$95.00, papel de construcción RD$133.00, tijeras RD$81.00, pegamentos RD$35.00 y liquepaper a RD$25.00, RD$35.00 y RD$45.00.

Mientras que los libros de textos Santillana y Susaeta, para la educación básica, están entre RD$650.00 y RD$680.00 y los de secundaria, se encuentran en el Paseo de la Lectura, del Parque Enriquillo a RD$710.00 y RD$795.00, dependiendo la condición del libro.

Aumento tarifa colegios privados

En tanto que el alza de la tarifa en los colegios privados se ha hecho una costumbre cada año, siendo otro dolor de cabeza para los padres o tutores. Los centros privados sin ningún miramiento incrementan a sus expensas las cuotas mensuales de sus alumnos.

Sobre el particular, el presidente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Radhamés Camacho, manifestó que aunque valora la función que realizan los colegios, también reconoce que algunos tratan la educación como una mercancía.

Camacho explicó que los colegios tienen el mérito de dar cobertura donde el Estado no ha puede llegar, sin embargo, entiende que eso no justifica el abuso contra los padres que solicitan sus servicios.

El representante de los profesores sentenció que no está de acuerdo con que cada año los padres sean sometidos a un nivel de incertidumbre, por el incremento en la tarifa de los colegios privados, cambio de uniformes o de libros.

Camacho reaccionó indignado al conocer la lista de los útiles escolares de la Escuela Básica Jesús Maestro de Los Girasoles, en la cual incluyen la compra de materiales de limpieza como mistolín, escoba, cloro, detergentes, jabón, brillos verdes, entre otros.

El presidente de la ADP desautorizó esa lista y dijo lo hará saber al Ministerio de Educación, para que tome medidas, al tiempo que recordó a los profesores que no pueden exigir y ni cobrar un solo centavo, y de necesitarlo, entonces deben reclamarle al director de la escuela o del distrito escolar.

Opina igual, la ex presidenta del ADP, María Teresa Cabrera, quien consideró que tanto el aumento de la cuota educativa como los cambios de libros es un reflejo de la falta de voluntad de las autoridades para hacer cumplir las normas.

Cabrera sostuvo que a los libros de texto, lo único que les cambian es la portada, mientras los padres tienen que pagar cada año cantidades diferentes por el mismo contenido. Lo consideró un negocio de los colegios y las casas editoras.

“Yo creo que la educación es un derecho fundamental, no debería estar sometida a la lógica del mercado, un libro puede ser usado por varios alumnos o diferentes miembros de una familia”, subrayó.

Con relación a la lista de materiales de limpieza que exige la escuela de Los Girasoles, Cabrera lo relacionó con la falta de garantías de las autoridades de cumplir con el derecho a una educación gratuita, como lo establece la Constitución.

“Es un mito lo de la educación gratuita. Si para limpiar en las escuela tienen los alumnos que llevar los materiales, algo que debe suplir el gobierno, y donde ni siquiera los padres deberían pagar”, reflexionó la maestra.

Padres reaccionan contra exigencias colegios

Asimismo, un disgusto generalizado se observó entre padres ante la nueva modalidad de los colegios privados, de exigir marcas específicas al momento de adquirir los materiales de contracción para niños de kinder, porque implica más tiempo y dinero.

Grisaily Santana, consultada cuando se disponía a comprar los útiles escolares para enviar su hijo por primera vez a la escuela, narró con cara de preocupación y el sudor rodando por su frente, el trabajo que había pasado para conseguir las marcas específicas que pidió el colegio.

Mientras que otros están alarmados con la larga lista que exigen escuelas y colegios, sin tomar en cuenta la situación económica y el desempleo del país.

Ante esa situación, algunos legisladores han manifestado su indignación y exigen de una vez por todas sean regulados los colegios para lograr tarifas fijas y reducir los gastos innecesarios, por entender se traducirían en un alivio a la población. DominicanosHoy.com

No hay comentarios: