martes, 5 de octubre de 2010

Procurador general plantea desarme para reducir niveles criminalidad en RD


El procurador General de la República, Radhamés Jiménez Peña, planteó este martes el diseño de una política de desarme, que incluya a la población y a militares y policías cuando no estén de servicio, a fin de reducir los niveles de violencia y criminalidad que se registran en el país.

Al revelar que el 65 por ciento de los hechos de sangre y fundamentalmente de los homicidios que se registran en el país son por armas de fuego, Jiménez Peña consideró que primero hay que comenzar con el desarme de las personas que la portan de forma ilegal que, fundamentalmente, son los delincuentes.

Luego, dijo que se haga esa “limpieza”, que se recojan esas armas ilegales, entonces, consensual un programa encabezado por el Ministerio de Interior y Policía donde se proceda a regularizar la tenencia y porte de armas.

“Si hubiera mucho menos armas de fuego en manos se civiles, incluso llego más lejos, que los militares y los policías que no estén en servicio no deben portar armas, y usted puede estar plenamente seguro de que nosotros reduciríamos esas pérdidas de vida humana, mientras menos armas en manos de civiles y militares haya en el país”.

Jiménez Peña fue entrevistado en el Palacio Nacional, luego de reunirse con el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, doctor Abel Rodríguez del Orbe.

Afirmó que siempre ha estado de acuerdo con el asunto del desarme, y que lo ha planteado en varias oportunidades.

Tras precisare que la mayoría de quienes portan armas ilegal son los delincuentes, también reconoció de las personas que tienen armas legales no son delincuentes, pero también cometen actos de violencia.

Consciente de la situación de delincuencia que vive el país, el Procurador aclaró, sin embargo, que ese plan desarme debe hacer por etapa; en la primera etapa, dijo debe conllevar un desarme de todas las personas que la tienen de forma ilegal, y luego regular las legales.

“Yo pienso que creando ese programa y que, fundamentalmente, Interior y Policía diseña esa política de desarme pudiéramos enfrentar esa situación de violencia y criminalidad”, enfatizó.

Jiménez Peña también se mostró a favor de que sea disuelto el Departamento Antinarcóticos de la Policía Nacional, a propósito de la cantidad agentes, de todos los rangos, que se han visto envuelto en caso de drogas.

Por otra parte, el Procurador General de la República se quejó del presupuesto asignado para el próximo año, señalando que desde el 2008 vienen trabajando con 2 mil 500 millones y que para el próximo año le fue recortado 200 millones. “Nos fue muy mal en el presupuesto del próximo año”.

No hay comentarios: