martes, 28 de diciembre de 2010

No videntes de Mao celebran encuentro navideño

Por Rafael Pujols
Mao.-
El no vidente, Lucas Veras, de la Asociación de Ciegos de la Provincia Valverde, exhortó a los empresarios y a las autoridades a colaborar con el sostenimiento de esa entidad, una causa “tan noble como el caso de los no videntes de la República Dominicana”.

Dijo que con el apoyo de personas como Julio Estévez, persona que no lo desampara en ningún momento, los no videntes de Mao, Esperanza y Laguna Salada, así como de otros municipios del país, podrán lograr metas que para ellos son necesidades que no se pueden alcanzar sin el apoyo de personas pudientes y de las autoridades.

“Pienso que todavía se puede lograr mucho, y que algún día cuando el mundo logre llegar a sus metas y aquellos que han podido tener la oportunidad de hacer riquezas, cuando vuelvan la cara hacía atrás, que no piensen que los ciegos estamos tan distantes, sino que estamos cerca de ustedes gracias a esas colaboraciones que puedan darnos para seguir como ente humano que somos”, resaltó.

El no vidente se pronunció en esos términos durante el encuentro almuerzo navideño que fuera celebrado en el Club de Leones de Mao y el cual estuvo amenizado por el reconocido músico maeño, Jorge Ferreira y un equipo de música que logro motivar a los ciegos a bailar y disfrutar de lo lindo con familiares y amigos, sin que su ceguera significara ningún obstáculo para ello.

La actividad de los ciegos se produjo, lamentablemente, con la nula presencia de las autoridades, pero esto no los amedrento, sino que muy por el contrario, disfrutaron y bailaron al compa de los merengues navideños junto a sus familiares y amigos que cada día, si le apoyan y le dan cariño a pesar de su pobreza.

En el evento que se llevo a cabo en el Club de Leones de Mao, participaron personas no videntes acompañadas de familiares y amigos, procedentes de los municipios de Laguna Salada, Esperanza y Mao, en donde a pesar de la incomprensión de las autoridades, reino la alegría y la hermandad.

No hay comentarios: