miércoles, 16 de febrero de 2011

Obispos claman por más atenciones para los pobres

Los obispos clamaron este miércoles por mejores condiciones de vida para los desposeídos, que según ellos viven sumidos en un ambiente de insalubridad.

En su carta pastoral, con motivo de proximidad del 27 de Febrero, año 167 de la Independencia, la Conferencia del Episcopado critica que los políticos y las autoridades gubernamentales no creen programas que faciliten a los pobres superar sus dificultades.

Deplora la falta de oportunidades para los jóvenes que abandonan sus estudios en los primeros grados, debido al sistema educativo "ineficiente".

Indica que "una inmensa población vive sin condiciones sanitarias en sus viviendas, lo que propicia la falta de dignidad de la persona, la contaminación con todas clases de enfermedades y la propagación del cólera".

Señala que "con un poco de ayuda y asistencia técnica los más desposeidos harían sus propios sistemas de almacenamiento y distribución del agua potable".

Los máximos representantes de la Iglesia católica también condenaron que se permita sueldos de lujo a funcionarios de los diferentes estamentos del Estado, "cuando hay tantos salarios de miseria y una gran mayoría de jóvenes que no tiene acceso a un trabajo remunerativo, favoreciendo así puestos privilegiados en detrimento de los que no han podido estudiar o han estudiado en escuelas públicas infuncionales", dice el documento.

Agrega que las autoridades no pueden permitir que existan personas analfabetas, sin el derecho a saber leer y escribir y que muchos dominicanos vivan en casas indignas, construidas en las riveras de ríos y cañadas y que se prive al pueblo de una enseñanza moral y cívica o religiosa mientras se propician funcionarios corruptos.

"¿Con qué derecho se permite que niños y niñas deambulen por las calles, sin ningún tipo de protección, a consecuencia de padres irresponsables que los han engendrados, sin tener en cuenta la repercusión de sus actos y dejar que esos hijos crezcan traumatizados?, cuestionan los obispos.

Los obispos exhortan a las autoridades hacer realidad los principios básicos de la Constitución, que manda a los poderes públicos a proteger los derechos fundamentales del ser humano, el derecho a la vida, a la vivienda, la dignidad humana, seguridad personal, seguridad alimentaria, protección de los niños, ancianos y discapacitados, al trabajo y a la educación, entre otros.

Al hacer referencia de la defensa de la Iglesia a la dignidad humana y de los derechos de los dominicanos desde tiempos coloniales, con los primeros misioneros, entre ellos Fray Antón de Montesino, los obispos dicen que el estado de cosas en el país no puede seguir el curso que lleva.

No hay comentarios: