viernes, 18 de marzo de 2011

Se llevará semanas control planta nuclear Japón

YAMAGATA, Japón. AP. El jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica dijo el viernes que ve la crisis nuclear de Japón como un accidente extremadamente serio que requiere de cooperación internacional.

Yukiya Amano anunció que planea reunirse con altos funcionarios japoneses y visitar el área afectada por los devastadores terremoto y maremoto de hace una semana que interrumpieron los sistemas de enfriamiento en una planta de energía nuclear, desatando la crisis atómica en Japón.

Amano es acompañado por un equipo de expertos de cuatro miembros.

El funcionario dijo que ``lo veremos como un accidente extremadamente serio. La comunidad internacional se encuentra muy preocupada sobre este asunto, y es importante que coopere en su solución''. Los trabajadores de emergencia parecían intentar de todo para enfriar los reactores nucleares de Japón más peligrosamente sobrecalentados: helicópteros, camiones de bomberos de alto rendimiento, incluso mangueras que se utilizan normalmente para dispersar disturbios.

Pero no podían estar seguros de que algo de esto estuviera disminuyendo el peligro en la instalación dañada por el maremoto originado por el fuerte terremoto de la semana pasada.

Tres reactores han tenido al menos fusiones parciales en la planta nuclear de Fukushima Dai-ichi, donde se elevaba el viernes un humo blanco desde la Unidad 2. Los funcionarios japoneses y estadounidenses creen que existe un peligro mayor en los estanques utilizados para almacenar combustible nuclear usado: al parecer las barras de combustible en uno de los estanques están expuestas al menos parcialmente, si no secos, y otras están corrían el riesgo de quedar igual. Sin agua, las barras podrían aumentar la presión y liberar radiación.

Podría tomar días y ``posiblemente semanas'' controlar el complejo, señaló Gregory Jazcko, presidente de la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos. Jazcko defendió la decisión estadounidense de recomendar un desalojo de sus ciudadanos en un área de 80 kilómetros (50 millas), una medida mucho más enérgica que la tomada por Japón.

Un alto funcionario de la agencia de seguridad nuclear de la ONU dijo el jueves que no había ocurrido un ``empeoramiento significativo'' en la planta nuclear de Fukushima Dai-ichi, pero que la situación continuaba siendo ``muy seria''. Graham Andrew dijo a reporteros en Viena que las varillas de combustible nuclear en dos reactores sólo estaban cubiertas de agua aproximadamente a la mitad, y que en un tercer reactor tampoco estaba sumergidas completamente.

Si el combustible no está cubierto totalmente, el incremento en la temperatura aumentará las probabilidades de fusiones completas que liberarían cantidades más grandes de material radiactivo de las que ha emitido hasta ahora la planta en problemas.

Se han detectado niveles bajos de radiación mucho más allá de Tokio, que está 220 km (140 millas) al sur de la planta, pero los niveles peligrosos se han limitado a la planta en sí.

No hay comentarios: