lunes, 11 de abril de 2011

Nuevo terremoto de magnitud 6,4 grados sacude Tokio

Tokio, (EFE).- Un nuevo terremoto de una magnitud de 6,4 grados en la escala abierta de Richter se produjo esta mañana en la provincia de Chiba (centro de Japón) y fue sentido con claridad en Tokio, si bien no fue preciso emitir una alerta de tsunami.
Según informó la Agencia Meteorológica de Japón, el temblor ocurrió a las 8.08 hora local (23.08 GMT del lunes) frente a la costa de Chiba, al este de la capital japonesa, y su epicentro se localizó a 26 kilómetros de profundidad.
La agencia estimó en un primer momento que la magnitud del seísmo fue de 6,3 grados, pero poco después la revisó al alza hasta los 6,4 grados Richter.
En las ciudades de Asahi y Katori, ambas en la provincia de Chiba, fue sentido con una intensidad de grado 5, en la escala japonesa cerrada de 7 puntos y que se centra más en el alcance del temblor.
En Tokio el último seísmo volvió a sacudir los edificios, como ha ocurrido con frecuencia desde que el 11 de marzo se produjera el terremoto más grave sucedido en Japón, de 9 grados, que provocó un tsunami y la crisis nuclear posterior con 13.100 muertos y 13.700 desaparecidos.
Las líneas del metro de la capital y el servicio del tren de alta velocidad "Shinkansen" fueron paralizados temporalmente como medida de precaución, pero poco después comenzaron a recuperar la normalidad.
El aeropuerto internacional de Tokio-Narita, situado en la provincia de Chiba, cerró sus pistas para hacer comprobaciones de seguridad tras el terremoto y al poco tiempo las reabrió. Ayer un fuerte terremoto de 7 grados en la escala de Richter en la costa de la provincia de Fukushima (noreste de Japón) causó cuatro muertos, tres de ellos debido a un corrimiento de tierra, informó la televisión pública NHK.
Según la Agencia Meteorológica de Japón, desde el 11 de marzo se han registrado unas 400 réplicas de 5 o más grados Richter; unas 70 de al menos seis grados y otras cinco de al menos 7 grados Richter, una magnitud similar a la del seísmo que dejó unos 300.000 muertos en Haití en enero de 2010.

No hay comentarios: