martes, 7 de junio de 2011

Derrumbe causa destrucción cinco casas en Santiago

SANTIAGO. Cinco viviendas resultaron destruidas parcialmente en el barrio Cristo Rey de esta ciudad, como consecuencia de deslizamientos de tierra, provocados por la crecida de la cañada del Diablo, que atraviesa dicho sector, mientras que Obras Públicas trata de determinar si en las últimas horas se han producido derrumbes en la carretera turística. Los ocupantes de las casas no sufrieron lesiones, pero se han visto en la necesidad de irse a vivir temporalmente donde familiares y vecinos, a la espera de que los organismos de asistencia los auxilien.

Francisco Arias, subdirector de la Defensa Civil en la zona Norte, dijo este martes que se siguen produciendo deslizamientos de tierras en los barrios de Altos San Rafael, Los Santos y Hoyo de Bartola, pero sin consecuencias.

En otro sentido, Arias dijo que el ministerio de Obras Públicas envió este martes a varios ingenieros a la carretera turística, con el objetivo de determinar si las lluvias de los últimos días han provocado derrumbes en esa vía que une las provincias de Santiago y Puerto Plata. El desborde de ríos y cañadas, que han provocado en los últimos días derrumbes de viviendas, sumado a deslizamientos de tierra que impiden el tránsito por calles y carreteras, han obligado a las autoridades y los organismos de socorro de esta provincia activar el comité de emergencia.

Todo esto con el objetivo de evaluar los daños, mitigar la desgracia que afecta a los damnificados y buscar rápidas soluciones a los inconvenientes generados por las lluvias.

En esta demarcación se han producido derrumbes e inundaciones, cuyas magnitudes y cantidades a media mañana de este martes no habían sido determinadas.

El Gobernador, Raúl Martínez, dijo que para el mediodía de hoy convocó el comité provincial de emergencia, en cuyo encuentro los alcaldes y directores de distritos municipales habrán de ofrecer los datos sobre daños ocurridos en sus localidades por las lluvias. Mientras tanto, instituciones como el Plan Social de la Presidencia, Comedores Económicos y la Gobernación desde la mañana de ayer suministran alimentos a decenas de damnificados, especialmente en Licey, donde 546 viviendas resultaron afectadas, 10 de ellas destruidas casi por completo.

También en Tamboril las lluvias provocaron serias inundaciones, destruyendo dos residencias, como consecuencia del desborde del río Licey. En ambos lugares las instituciones gubernamentales han estado proveyendo a los afectados de alimentos, utensilios para el hogar y ropas, mientras que el ministerio de Salud Pública ha establecido un personal para asistir médicamente a los afectados.

El Gobernador Martínez expresó que Obras Públicas y empresas privadas han enviado equipos pesados a las zonas afectadas.

No hay comentarios: