viernes, 26 de agosto de 2011

Aumentan a 18 los muertos explosión ONU en Nigeria


Un supuesto terrorista suicida introdujo un vehículo con explosivos en el recinto y lo detonó cerca de la recepción


Las cifras de muertos son, de momento, provisionales y pueden aumentar en la medida que avance el día, ya que prosiguen las labores de rescate

LAGOS, Nigeria.- Al menos 18 personas han muerto en la explosión que sacudió hoy la sede de la ONU en la capital de Nigeria, Abuya, informó el comisario de policía Mike Zuokumor a los periodistas en el lugar del suceso.

Zuokumor precisó que las cifras son, de momento, provisionales y que aún pueden variar, ya que prosiguen las labores de rescate tras la explosión, causada por una bomba, según la ONU.

El portavoz de la Agencia nacional de Gestión de Emergencias Nacionales, Yushau Shuaibu, había informado que nueve cadáveres fueron extraídos de los escombros del edificio, mientras 22 personas han sido rescatadas inconscientes, precisó Shuaibu a la edición digital de "The Punch", uno de los diarios más importantes de Nigeria.??

En informaciones previas, se había informado que al menos tres personas han muerto en la explosión que sacudió hoy la sede de la ONU en la capital de Nigeria, Abuya, según la agencia oficial de noticias nigeriana NAN.

Fuentes del Garki Hospital de Abuya confirmaron a la NAN que dos cadáveres fueron trasladados a ese centro, mientras que una tercera persona herida perdió la vida tras ser ingresada allí a causa de la explosión, provocada por una bomba, según la ONU.

Unas cincuenta personas han sido trasladadas también al cercano National Hospital de la capital, confirmaron anteriormente fuentes de ese centro hospitalario, que ha hecho una llamamiento a la población para donar sangre.

El ministro nigeriano del Interior, Abba Moro, admitió que ha habido víctimas, pero precisó que aún es pronto para dar una cifra, mientras que su colega de Exteriores, Viola Onwuliri, describió el suceso como un ataque contra la comunidad internacional.

El representante de la ONU en Nigeria Charles Nosa tampoco ha aportado, de momento, ninguna cifra sobre las víctimas.

"No tenemos aún una confirmación oficial sobre el número de víctimas. Lo único que podemos decir es que hoy se ha producido una fuerte explosión", declaró Nosa.

Los canales televisivos African Independent Television (AIT) y Channels TV informaron de que un supuesto terrorista suicida introdujo un vehículo con explosivos en el recinto y lo detonó cerca de la recepción, aunque no precisaron sus fuentes ni hay aún confirmación oficial de ese extremo.

A ese respecto, un empleado local de la ONU declaró, bajo condición de anonimato, que "los agentes de seguridad dijeron que un coche atravesó la entrada y se dirigió hacia el edificio, donde parece ser que el conductor detonó los explosivos en el vehículo", de la marca Toyota Camry.

"No sé cuántos muertos o heridos hay, pero creo que varios", señaló esa fuente.

"La mayoría de los afectados -agregó- están en la planta baja del edificio. Hay cristales rotos en todo el edificio. Yo estaba volviendo del banco y escuché una fuerte explosión. Vi humo saliendo del edificio. Tenía miedo, pero fui corriendo hacia allí".

El edificio de la ONU tiene cinco pisos y alberga a unos 300 empleados de varias agencias de Naciones Unidas, según AIT y Channels TV.

Las fotos divulgadas por NAN muestran un edificio blanco cuya planta baja aparece totalmente devastada, equipos de emergencia realizando labores de rescate y un agente de seguridad muerto tendido en el suelo con la cara desfigurada.

Hasta ahora, ninguna organización terrorista se ha atribuido la la explosión, aunque expertos recordaron que el grupo radical islámico Boko Haram, que pretende instaurar la Sharia (ley islámica) en Nigeria, ha llevado a cabo varios ataques en los últimos meses.

El pasado octubre, dos artefactos explotaron simultáneamente en la celebración oficial del cincuentenario de la independencia de Nigeria en Abuya, a la que asistían el presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, y varios jefes de Estado, dejaron al menos 30 muertos.

Otras 20 personas murieron el pasado mayo cuando una bomba explotó en un bar a las afueras de la capital, horas después de la ceremonia de investidura de Jonathan y del vicepresidente nigeriano, Namadi Sambo.

Además, al menos ocho personas murieron y decenas resultaron heridas en un atentado suicida ocurrido el pasado junio en la sede de la Policía nigeriana en Abuya.

Con alrededor de 150 millones de habitantes, que se integran en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales entre sus comunidades.

No hay comentarios: