martes, 2 de agosto de 2011

Declaran Puerto Rico en estado de emergencia


Las lluvias han dejado intransitables varias carreteras, donde ha sido necesario rescatar personas atrapadas en sus autos


Cerca de once mil casas quedaron sin luz y otras cuatro mil están sin servicio de agua, informó el gobernador Luis Fortuño, quien urgió a la población a "no bajar la guardia"


San Juan, 2 ago (PL) El gobernante Luis G. Fortuño declaró hoy a Puerto Rico en "estado de emergencia" en espera del paso esta noche por el sur de la tormenta Emily.

Fortuño informó que cerca de 11 mil abonados se encuentran sin energía eléctrica y otros cuatro mil sin agua potable y explicó, sin embargo, que mañana se reanudarán las labores en las principales dependencias públicas que cesaron hoy, incluidos los tribunales.

"Debido a unas ráfagas que se han sentido, el sistema eléctrico se está viendo afectado o se verá afectado", sostuvo Fortuño, quien recomendó a la población comprar solamente alimentos no perecederos.

Aseguró que 505 grupos trabajan para restablecer el servicio eléctrico en varias zonas del país, ya que hay 10 mil 953 abonados afectados.

Los municipios de Ponce, Yauco y Cabo Rojo, en el sur y suroeste del país, pidieron que se abrieran refugios, reveló el gobernador, tras una reunión con varios miembros de su gabinete.

Muchas empresas privadas optaron en horas de la tarde por dejar marchar a sus empleados, después de un llamamiento del director del Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos en Puerto Rico, Israel Matos.

El funcionario anunció que los efectos del fenómeno atmosférico se sentirán en horas de la noche, posiblemente convertido en ciclón categoría uno.

Explicó que el sistema está estacionado en la latitud 15,3 grados norte, 63,6 grados oeste, y se espera que provoque una enorme cantidad de lluvia en toda la isla.

El fenómeno climatológico alcanzará su punto más cercano a la isla pasadas las 20:00 horas (local) entre 80 a 100 millas al sur de Cabo Rojo, en el suroeste.

"Donde mayormente estamos preocupados es en la montaña... por las construcciones de casas en zancos, los terrenos saturados", indicó Fortuño al instar a los residentes a no esperar la noche para salir de zonas peligrosas o inundables.

Dos cruceros cancelaron sus llegadas a Puerto Rico, aunque los puertos siguen abiertos, incluidos los viajes a las islas municipios de Vieques y Culebra, de donde fueron evacuados los turistas y realojados en hoteles de Fajardo, en el oriente.

El aviso de tormenta se extendió a la República Dominicana y Haití en el informe de las 11:00 de esta mañana.

No hay comentarios: