jueves, 4 de agosto de 2011

Prevén aumento de grandes tormentas en el Atlántico entre agosto y octubre


Washington/EFE.- La temporada de huracanes en el Atlántico será más activa entre agosto y octubre, cuando se formará un mayor número de grandes tormentas de las que predijo en mayo la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (NOAA).

Así lo explicó hoy en rueda de prensa el jefe del equipo de meteorólogos del Servicio Nacional de Meteorología de EE.UU., Gerry Bell, que actualizó, como cada agosto, las previsiones para la temporada de huracanes en el Atlántico, que comienza el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre.

La NOAA predijo en mayo la formación de entre 12 y 18 grandes tormentas (con vientos de más de 62 kilómetros/hora) pero hoy elevó estas cifras a entre 14 y 19. Asimismo, la probabilidad de que la temporada de huracanes sea "superior a la media" ha aumentado de un 65 % en mayo a un 85 % a día de hoy.

"De agosto a octubre se formarán tormentas con mayor frecuencia e intensidad de lo que hemos visto hasta ahora desde el inicio de la temporada", pronosticó Bell. En cambio, se mantienen las predicciones iniciales tanto respecto a las tormentas que podrían convertirse en huracanes (con vientos superiores a los 120 km/h) como al número de huracanes de gran intensidad (vientos de más de 178 km/h).

Así, se esperan entre 7 y 10 huracanes, y que entre 3 y 5 de ellos sean de gran intensidad.

Los meteorólogos aprovecharon la conferencia de prensa para recordar a la población que muchos desastres llegan sin avisar, por lo que subrayaron la necesidad de estar preparados para una catástrofe, sobre todo en las zonas de mayor riesgo. El Atlántico ha registrado ya cinco tormentas tropicales durante esta temporada: Arlene, Bret, Cindy, Don y Emily; esta semana todos los ojos están puestos en esta última, que avanza hacia EE.UU..

Entre los factores climáticos que favorecen una sesión activa, destacan las elevadas temperaturas de las aguas del mar Caribe y del Atlántico, entre los 28 y los 30 grados centígrados. Las aguas cálidas son el combustible para la formación de los huracanes. Además, este es un periodo de gran actividad ciclónica, que comenzó en 1995 y durará entre 20 y 30 años.

No hay comentarios: