jueves, 22 de septiembre de 2011

Anunciaron la captura de asesinos de Oficial, pero quedan puntos sin aclarar


El cabo policial Wascar Antonio Cavallo Montero y el civil Michael Cury, acusados de ser los asesinos del Oficial de la DNCD


No ha especificado los motivos del hecho – La DNCD reveló que los acusados entraron violentamente a la sede de las Fuerzas Armadas cuando eran perseguidos, pero no ha aclarado por qué fueron allí – No hace ninguna mención sobre los autores intelectuales

SANTO DOMINGO.- Aunque las autoridades anunciaron la captura de dos de los presuntos asesinos del ayudante personal del presidente de la DNCD, Rolando Rosado Mateo, no han explicado en forma precisa las causas que dieron lugar a este hecho, el cual sigue rodeado de un manto de misterio.

Menos de 72 horas después del asesinato del teniente coronel César Augusto Ubrí Boció, cometido alrededor de las 8 de la noche del domingo en el exclusivo sector Las Praderas, de esta Capital, la DNCD, la Policía y la Fiscalía del Distrito Nacional informaron este miércoles en una rueda de prensa conjunta que los autores materiales son el cabo policial Wascar Antonio Cavallo Montero y el civil Michael Cury.

La DNCD indicó, en un comunicado de prensa remitido a ALMOMENTO.NET, que la captura se produjo “después de que ambos penetraran violentamente en una camioneta al Ministerio de las Fuerzas Armadas, llevándose de encuentro la puerta de hierro que da acceso al recinto castrense”.

Agregó que a ambos les fueron ocupados el arma con la cual asesinaron al Oficial (una escopeta calibre 12), un fusil de asalto, una pistola, un revólver y cuatro chalecos antibala, entre otros pertrechos militares.

De inmediato la Jefatura de la Policía dispuso la expulsión deshonrosa de sus filas del cabo Cavallo y su entrega al Ministerio Público para que sea sometido a la justicia. Este último es hijo del mayor policial, psicólogo Wascar Antonio Cavallo Deño, quien este mismo miércoles fue suspendido en funciones al tiempo de que fue recomendada su cancelación al Poder Ejecutivo.

“La medida adoptada por el mayor general José Armando Polanco Gómez fue adoptada al observar que el mayor Cavallo Deño no tenía control de las actuaciones de su hijo y tomando en cuenta de que hace un tiempo fue expulsado de la institución por mala conducta y posteriormente intervino para que fuera reintegrado a las filas”, agregó.

Según la DNCD, los dos presuntos asesinos fueron interrogados por el propio mayor general Rosado Mateo, los oficiales actuantes en el caso y un fiscal adjunto del Distrito Nacional que estuvo presente a la hora del arresto de los sospechosos. Ambos acusados están ahora en manos de la Dirección de Investigaciones Criminales de la Policía.

El crimen del Oficial fue cometido la noche del domingo, en el sector Las Praderas, en la zona Oeste de la capital.

“Cavallo Montero utilizó un carro marca Honda Accord para perseguir la jeepeta de Ubrí Boció hasta el lugar donde fue asesinado, conforme reveló el propio imputado, aunque al volante iba su socio, Michael Cury. La jeepeta del malogrado oficial fue hallada en el Residencial José Contreras, donde estaba desde la noche del domingo”, dijo la DNCD.

Agregó que a la hora de la captura se desplazaban en la camioneta Toyota Hilux S-RV, color blanco, con placa oficial OP011929, la cual fue trasladada a la sede de la DNCD.

Puntos sin aclarar

La DNCD dijo que los dos asesinos fueron capturados “después de que ambos penetraran violentamente en una camioneta al Ministerio de las Fuerzas Armadas, llevándose de encuentro la puerta de hierro que da acceso al recinto castrense”. La pregunta que queda en el aire es ¿por qué se dirigían rápidamente hacia esta sede militar, a sabiendas de que eran perseguidos?”.

En su comunicado de prensa, la agencia antidrogas no ofreció ninguna explicación ni formuló ninguna hipótesis sobre los motivos del asesinato. Aunque define a los dos detenidos como los autores “materiales”, no hace ninguna alusión sobre los autores intelectuales.

Versión periodística

El periódico Listín Diario, en su sitio de internet, atribuye a la Policía haber dicho que el móvil del asesinato fue el robo, debido a que "un hombre propietario de un repuesto les encargó a los asesinos buscarle tres vehículos marca Toyota". Resalta, empero, que las autoridades no identificaron el propietario del repuesto aunque dijeron que próximamente lo darán a conocer, ya que las investigaciones aún no han terminado.

"Al ofrecer una rueda de prensa conjunta pasado este medio día, en la sede de la Policía Nacional, donde participó el jefe de la Policía Nacional, mayor general José Armando Polanco Gómez y el fiscal del Distrito Nacional, Alejandro Moscoso Segarra, el presidente de la DNCD, Rolando Rosado Mateo, dijo que Antonio Cavallo mató al oficial porque éste lo identificó durante el robo, ya que es hijo de Wascar Antonio Cavallo Deñó, quien habría prestado servicios en el 2007 como psicólogo de la DNCD", agrega lo publicado.

Según las autoridades, esa versión la ofreció la acompañante del malogrado oficial, Yocasta Mariñez, quien se encuentra detenida para fines de investigación. Relató que ella y el oficial quedaron de reunirse en el parqueo de la iglesia El Divino Niño, en Las Praderas y que cuando llegó se desmontó de su vehículo y se montó en el de Ubrí, pero éste le dijo que se movieran del lugar porque la seguridad de la iglesia los estaba mirando.

Fue en ese momento, a pocos metros, cuando lo emboscó el vehículo donde se trasladaban los asesinos, quienes se desmontaron y la bajaron a ella del vehículo, procediendo a dispararle al oficial, dijo Yocasta, según las autoridades.


Wascar Antonio Cavallo Montero


Armas ocupadas a los presuntos asesinos

A la hora de la captura los detenidos se desplazaban en la camioneta Toyota Hilux S-RV, color blanco, con placa oficial OP011929

Autoridades de la Policía y la DNCD durante una rueda de prensa este miércoles.

No hay comentarios: