martes, 20 de marzo de 2012

Autoridades federales de Puerto Rico interceptan yola con 18 dominicanos indocumentados


Viaje ilegal.
AGUADILLA, Puerto Rico.- Entidades de ley y orden del gobierno de los Estados Unidos unidas bajo la sombrilla del Grupo Interagencial de la Frontera Caribeña (CBIG, por sus siglas en inglés) interceptaron esta madrugada una yola con 18 emigrantes indocumentados procedentes de la República Dominicana.
Un avión de vigilancia marítima del Negociado de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) divisó al filo de la medianoche una embarcación, sin luces de navegación, en movimiento hacia el sureste en aguas cercanas a la isla de Mona.
El avión de CBP notificó al Servicio de Guardacostas y a unidades marítimas de CBP para localizar e interceptar la embarcación de interés.
El escampavía Chincoteague del Servicio de Guardacostas interceptó la yola al sur de isla de Mona.
Dentro de la yola azul de 25 pies se encontraron a 18 personas (13 hombres y 5 mujeres) quienes alegaron ser ciudadanos de la República Dominicana.
Agentes de la Patrulla Fronteriza de CBP abordaron la escampavía para realizar las entrevistas de inmigración.
Mediante fichaje biométrico se detectó que cinco indocumentados, tres hombres dominicanos, una mujer y un hombre haitiano, reincidían en intentar entrar de manera ilegal a territorio estadounidense.
Los agentes de la Patrulla Fronteriza formalizaron el arresto de los cinco indocumentados quienes serán traídos a la estación en Ramey para ser procesados por violación a la ley de inmigración al intentar entrar de manera ilegal a territorio estadounidense.
La Patrulla Fronteriza presentará esta semana las denuncias correspondientes ante la consideración de la Fiscalía Federal para procedimiento criminales posteriores.
La Guaria Costanera habrá de repatriar 13 personas hacia La Romana, República Dominicana, donde la Marina de Guerra espera su llegada.
De acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en ingles), el trafico ilícito de migrantes por vía marítima produce el mayor número de muertes en todo el mundo. Mediante la reducción de los canales de inmigración, más personas buscan la ayuda de contrabandistas, que ponen en peligro la vida e integridad de los migrantes en sus esfuerzos cada vez más arriesgadas para eludir los controles fronterizos.
Las personas que se aventuran a viajar y entrar a territorio estadounidense no solo se exponen a ser víctimas de las organizaciones que les transportan, sino que se exponen a los inconvenientes de un procesamiento formal administrativo de ser arrestadas por agentes u oficiales de CBP.
El ordenamiento inmigratorio de EE.UU. establece como delito entrar o intentar entrar, sin solicitar admisión en un puerto de entrada así designado por oficiales de inmigración.

No hay comentarios: