viernes, 20 de abril de 2012

El narcotráfico y el crimen son una realidad que debe ser enfrentada

El narcotráfico y el crimen son una realidad que debe ser enfrentada con todo el rigor de la ley. El grave problema es la complicidad del poder político, del poder militar y de la sociedad civil confabulada con todo este mal. Así ha sido siempre; recordemos la época de los ganster en Estados Unidos, de las mafias; donde la policía, los legisladores y los funcionarios de gobierno cobraban comisión al bajo mundo. Siempre tendremos que tener hombres y mujeres en nuestras naciones que hagan la diferencia y echen el pleito contra toda esta porquería. Los jefes atrapados en las cárceles vociferan desde su encierro como fieras enjauladas. Desde allí amenazan, amedrentan y matan con el fin de intimidar. Pero aún a estos cerebros infernales los puede rescatar el Señor si se arrepienten. La tarea de los cristianos en este mundo es alcanzar a todos cuantos podamos con el evangelio para que no lleguen a caer en las garras del enemigo como lo están los que ya están podridos.  Además creo que se deben levantar hombres y mujeres dentro de las iglesias con una formación sólida en valores cristianos, que tengan vocación política, para que ejerzan los cargos públicos y así estén en la disposición de incidir con sus acciones firmes en los estamentos de poder, desde el senado, desde la justicia y desde el ámbito presidencial. Sabemos que el mundo irá de mal en peor, pero por eso mismo este mundo necesita de individuos de gran carácter para enfrentarse decididamente y sin temor a lo que nos espera.

No hay comentarios: