domingo, 15 de abril de 2012

Evacuan reclusas de Rafey, Santiago

SANTIAGO. Todas las internas del centro penitenciario Rafey-Mujeres fueron evacuadas la tarde de este sábado y llevadas al Palacio de Justicia de esta ciudad, como medida preventiva ante la posibilidad de que el recinto pueda ser anegado por las aguas del río Yaque del Norte, cuyo caudal aumenta como consecuencia del desagüe de la presa de Tavera. En total fueron trasladadas 69 mujeres que cumplen condenas en ese lugar, en un operativo en el que intervinieron, también, miembros de la Policía y el Ejército, la Cruz Roja, la Defensa Civil y voluntarios. La medida fue adoptada en vista de que el cauce del Yaque del Norte bordea el perímetro de la penitenciaría, pero se decidió dejar en sus celdas a los hombres (unos 700 en total) por entenderse que, hasta ese momento, existía poca posibilidad de que el eventual desborde penetre al perímetro que ocupan. Las mujeres fueron trasladadas en autobuses bajo fuertes medidas de seguridad e ingresadas en el local donde funciona la Corte de Apelación y las oficinas de la procuradora Vielka Calderón, en vista de que en el Palacio de Justicia local solo hay establecida una cárcel provisional para hombres. Erickson Bobadilla, supervisor del régimen penitenciario en la zona Norte del país, dijo que, además de la salida de las internas, se adoptó la medida de retirar los archivos del lugar y otras pertenencias, vitales para su adecuado funcionamiento. Desde la mañana del pasado viernes comenzó a ser liberado el embalse de la Presa de Tavera, iniciándose con 117 metros cúbicos, con el objetivo de que las lluvias que se registran en la zona no sobrepasara los 3.27 de la cota máxima en la que debe funcionar. Sin embargo, ayer fue necesario casi triplicar la cantidad de líquido vertido, lo que ha motivado que el Yaque del Norte experimente una inusual crecida, que puede anegar gran parte de la zona baja de esta ciudad, incluyendo al sector Rafey, donde está enclavado el centro penitenciario. Se recuerda que el 12 de diciembre del 2007, como consecuencia del paso de la tormenta Olga, que motivó el desagüe de dicha presa, causando cientos de muertos y miles de casas y negocios inundados, se produjo la anegación de ambas áreas de la penitenciaría. El subdirector de la Defensa Civil, Francisco Arias, dijo mientras se producía la evacuación de ayer que en esta ocasión se decidió hacer el operativo como una forma de prevenir que vuelva a ocurrir tal cosa. De su lado, Alvaro Sosa, líder comunitario de Rafey, lamentó que ese barrio y el reclusorio vuelvan a ser inundados por las aguas del Yaque del Norte, como aconteció en aquella oportunidad “porque eso se pudo evitar construyendo un muro de contención en gaviones de menos de un kilómetro en su ribera, desde Hoyo de Lima hasta el charcos de Las Abejas, que evitaría futuras riadas”. Sostuvo que el gobierno solo tendría que invertir 50 millones de pesos en esa obra, con lo que se protegería, la integridad física de los internos.

No hay comentarios: