domingo, 1 de abril de 2012

Los pastores evangélicos Caonex Peguero y Ramón Orlando oran junto a miles de fieles que se reunieron ayer en el Palacio de los Deportes para ayunar y pedir por la paz, contra el crimen y la corrupción en República Dominicana
Los pastores evangélicos del país clamaron ayer porque el ganador de las próximas elecciones se arrodille ante la presencia de Dios que le ilumine a tomar decisiones que termine con la ola de crímenes, corrupción, violencia y narcotráfico que arropa a la nación dominicana.
Los religiosos hablaron ante más de 7 mil personas que se congregaron en el Palacio de los Deportes durante un ayuno de 12 horas, que se inició a las 6:00 y  demandaron porque los dominicanos se arrepientan  para que la paz, la sensatez y el amor imperen en la nación.
A la actividad, convocada por el pastor Ramón Orlando, asistieron los candidatos presidenciales de los partidos de la Liberación Dominicana (PLD) y Revolucionario Dominicano (PRD) Danilo Medina e Hipólito Mejía.
“La clase política debe arrepentirse y desterrar la corrupción del Estado”, proclamó ante la multitud el presidente de las  Iglesias de Dios, Elvis Samuel Medina.
Insistió en que  los políticos deben comprometerse a tener una dirección del país orientada por Dios.
Entre los pastores que asistieron a la concentración religiosa figuran Fidel Lorenzo,  presidente del Consejo Nacional de Unidad Evangélica (Codue); Caonex Peguero, de la iglesia de la Catedral de Adoración; George Reynoso, de la Asamblea de Dios; Miki Bogaert, de la Iglesia Monte de Dios; Randy Guillén de la congregación Casa del Altísimo,  entre otros.
Entre otros temas, abordaron la   violencia doméstica, la drogadicción, el narcotráfico e hicieron un recuento de los personajes famosos del país  que se convirtieron al Evangelio y exhortaron a los dominicanos a apartarse del pecado que provoca muertes, tristeza y desolación.
 Ramón Orlando dijo que “estamos buscando el rostro de Dios y llevando un mensaje de arrepentimiento del pecado a la nación”.
“Cuando los cristianos vemos en los noticieros de televisión que un niño de nueve años  muere por intoxicación alcohólica y que un niño de siete años fue asesinado por otros menores, nos damos cuenta de que República Dominicana anda muy mal y que necesita pedirle a Dios misericordia, que pare esa violencia”, insistió el religioso,  durante el ayuno que fue transmitido en vivo a través de Telecentro, canal 13.
  El merenguero Fernando Villalona, el grupo Adoremos y otras agrupaciones tuvieron a su cargo la parte artística de la concentración.


Levantado por Dios
Ramón Orlando indicó que organizó la actividad porque Dios le levantó una madrugada y le dijo que  quería evitar en República Dominicana una catastrofe similar ala que ocurrió en Haití en enero del 2010.

No hay comentarios: