viernes, 13 de abril de 2012

Padre admite que olvidó hija murió dentro carro

 El padre de una niña de tres años que murió ayer en Santiago al quedar encerrada en el asiento trasero de un minibús, admitió que olvidó a la menor cuando se le hizo tarde para llegar a su trabajo, informó la Policía. El arquitecto Juan Carlos Rodríguez Guzmán, de 36 años, padre de la niña Monserrat Zoe Rodríguez Arvelo, de 3 años, dijo que recordó haberla dejado en el vehículo, cuando llegó la hora de recogerla en el colegio. La niña ea hija de Rodríguez Guzmán y de la doctora Miriam Arvelo Rodríguez, encargada del departamento de Patología del hospital regional universitario José María Cabral y Baez, de Santiago. La pareja reside en el apatamento 1-C de la calle H, del residencial Marcela en los Cerros de Gurabo. El arquitecto Rodríguez Guzmán relató a la Policía que salió a las 8:00 de la mañana hacia el colegio infantil Tía Gladys, ubicado en Los Jardines. Dijo que al estar retrasado se perturbó y continuó hasta el parqueo del Ayuntamiento de Santiago, donde estacionó el minibús Suzuki, gris, placa I045946, sin recordar que la niña estaba en el asiento trasero. Dijo que a eso de las 11:00 de la mañana fue que recordó que la niña se había quedado en el vehículo y al irla a buscar la halló en estado agónico, por lo que la trasladó de inmediato al hospital Cabral y Báez, donde murió. La médico legista Fátima Frómeta dispuso que al cadáver de la niña le sea practicada una autopsia para precisar las causas del fallecimiento ya que no presenta signos de violencia. El señor Pedro Toribio, director de la Policía Municipal de Santiago, confirmó que el vehículo estuvo estacionado varias horas en el parqueo del cabildo. La oficina de relaciones públicas de la Policía informó que el caso continúa bajo investigación de la oficina coordinadora de Delitos Contra la s Personas.

No hay comentarios: