domingo, 24 de junio de 2012

Primer Ministro Haiti se empeña en el cierre de mercados

Intercambios. En la frontera dominico-haitiana funcionan los mercados binacionales de Jimaní y Elías Piña, en el sur; Dajabón, en el noroeste, y Pedernales, en el suroeste.
El primer ministro haitiano Laurent Lamothe dijo que su gobierno dará muy pronto los pasos necesarios para asegurar los puestos de su país abiertos al comercio exterior, en una visita a una localidad de la frontera con República Dominicana donde espera aumentar los ingresos aduanales de Haití a través del cierre de los mercados binacionales.
Lamothe inspeccionó el viernes la oficina de aduanas de Malpasse, en la frontera sur y a pocos metros de Jimaní, en territorio dominicano, puesto en el que expresó su deseo de continuar su “cruzada” contra la corrupción y el contrabando, dos de los “principales obstáculos para el desarrollo en Haití”, según el funcionario.
El primer ministro haitiano recomendó esta semana la eliminación de los mercados que se realizan en la frontera con República Dominicana, entre una serie de medidas encaminadas a poner fin al contrabando y a aumentar los ingresos aduanales haitianos.
En respuesta, el director del Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD), Eddy Martínez, dijo el viernes que la Comisión Mixta Binacional Dominico-Haitiana es el “mecanismo adecuado” para tratar cualquier propuesta relacionada con el planteamiento de Lamothe.
Unos catorce mercados binacionales permanentes funcionan en territorio dominicano a lo largo de 360 kilómetros de frontera con Haití, donde comerciantes haitianos y dominicanos intercambian unos 100 millones de dólares anuales en productos.
En Malpasse, Lamothe se interesó por las condiciones en que se lleva a cabo la recaudación de impuestos en la frontera sur y anunció sus planes de contratar nuevos agentes en Fonds-Parisien, una localidad cercana, con el fin de integrarlos a la oficina en la frontera.
Ingresos
El primer ministro agregó que debe existir un enfoque más racional en la gestión de las fronteras para permitir al Estado haitiano obtener más dinero y para que instituciones como la Dirección General de Aduanas, la Policía Nacional de Haití e Inmigración logren una mayor cooperación entre sí.
“Debe ser una gestión coordinada” dijo el funcionario citado por la prensa local.
Lamothe ha dicho que sólo por la frontera, los mercados binacionales representan una vía libre para el paso de los productos dominicanos y pérdidas de entre 300 millones y 500 millones de dólares para el Estado haitiano.
El presidente haitiano Michel Martelly está empeñado en fortalecer la seguridad de la frontera a través unas fuerzas armadas que servirán para combatir el tráfico ilegal y el contrabando y para garantizar que el Estado pueda percibir más impuestos aduanales.

ADUANAS, LOS EMPLEOS Y LA MODERNIZACIÓN

Lamothe consideró que mejores condiciones de empleo de los funcionarios públicos, y la modernización de la infraestructura física puede promover también un mejor desempeño de los servicios aduaneros.
Según su oficina, los ingresos de Aduanas en Malpasse cayeron significativamente en 2011, a pesar de un aumento en el flujo de bienes a través de la frontera.
Lamothe estuvo acompañado por la ministra de Economía y Finanzas, Jean Marie Carmelle Marie; el director de la Policía, Mario Andresol; el jefe de la Unidad para la Lucha contra la Corrupción, Antoine Atouriste; el director de Aduanas, Jean-Baptiste de Fresnel, y el encargado del Servicio de Inmigración, Claude Raymond Junior. Via: Listin

1 comentario:

Anónimo dijo...

Thanks for the information, We rarely like it.