domingo, 19 de agosto de 2012

Panico en Tamboril, preocupa ingreso masivo de gente con diarrea y vómito


Paciente. Uno de los residentes de Tamboril, ingresado ayer al hospital con síntomas de cólera. 

En los últimos días cientos de residentes en varios sectores de esta localidad han sido ingresados en el hospital local, al igual que en centros asistenciales públicos y privados de Santiago, aquejados por diarrea y en muchos casos con vómitos en lo que las autoridades sanitarias definen como síntomas del cólera, pero que no ha sido confirmado en los estudios. Ayer tarde una gran parte de los ingresados habían sido despachados, pero se mantiene la amenaza ya que el director provincial de Salud, Ramón Martínez Henríquez, atribuye el brote a la mala calidad del agua que se consume en la localidad. El funcionario reconoció la gravedad de la problemática y admitió que mientras no se solucione el problema de la calidad del agua no podrá controlarse en forma definitiva la amenaza a la salud, que en semanas recientes cobró varias vidas y hay temor de que puedan suceder nuevos decesos. Martínez Henríquez precisó que se han tomado medidas paliativas como la entrega de decenas de tinacos, de galones de cloro y jornadas permanentes de educación de la población para el uso del líquido, pero ha sido insuficiente para contrarrestar la enfermedad, que reconoce puede ser cólera, para lo que se espera terminen los estudios que se realizan al respecto. El director provincial dijo que hay tres sectores donde se concentran la mayoría de los afectados, que son Los Polanco, El Calientísimo y en la parte céntrica del poblado de Tamboril, donde llega el agua con peor calidad. El director del hospital de Tamboril, Eduardo Cordero, dijo que en los últimos diez días se atienden entre 30 y 35 personas diariamente con diarrea, vomito y fiebre, que son síntomas de cólera, pero que aun no se puede confirmar que sea esa enfermedad. El funcionario expresó que muchos son atendidos y enviados a sus casas con indicaciones de medicamentos y son ingresados quienes están en peor situación de salud, pero que aun estos salen en poco tiempo del centro. Cordero precisó que en los estudios que se hacen a las personas con sintomatología, aparecen otras dolencias que no es cólera y que existe vigilancia permanente en todos los sectores de la zona para evitar decesos.

No hay comentarios: