miércoles, 28 de agosto de 2013

Ha fallecido doña Camelia Disla

Sentimos la pena de comunicar la lamentable muerte de la distinguida profesora †Doña Camelia Disla†, un gran ícono de la educación de la región y del país.
Nuestra más sentida condolencia a familiares, amigos y toda la sociedad maeña, por tan irreparable pérdida.
Parte de su legado su vida y historia

MAO, VALVERDE.- Murio una de las dominicanas más brillantes de este siglo duro 75 años de ejercicio docente ininterrumpido. Fueron sus progenitores Candelario Disla, dedicado al cultivo de la tierra y Dominga Rodríguez, quienes procrearon 7 hijos de los cuales Camelia es la sexta de esta humilde familia. Nació en Villa de Mao. Creció en medio de una huerta poblada de frutales rodeada por dos canales donde la tranquilidad era dueña y señora del ambiente. Señala ella que lo que más recuerda de su infancia “es la serenata matutina del eco de la s aguas cantarinas del río Mao que cada nuevo día acariciaba mis oídos”.
Esta dama es poetiza y escritora de fina expresión y alta sensibilidad humana. Sus primeros estudios los inició en la entonces Escuela Graduada Mixta No. 1 que dirigía la señorita Anacaona Almonte. Su primera maestra lo fue Rebeca Sánchez (hija de la profesora Amelia Rodríguez) y luego estudió con la renombrada educadora Teresa Brea de Luna. Otros maestros que dieron su saber a nuestra presentada fueron: Mercedes Núñez, Juan de Jesús Reyes, Graciela Reyes Tineo, Fidelina Reyes, Luís Luna, José Ramón García y Ana Delia Jorge. Todos, verdaderas cumbres de la educación dominicana. Realizó el 8vo. curso en el 1932.
Se inició como maestra el 1ero. de febrero de 1935 en la Escuela Rural de Gurabo Afuera, jurisdicción del Municipio de Mao. Fue la primera persona en llegar a esta comunidad para ejercer la docencia. En marzo de 1939 pasó a ocupar la dirección de la Escuela Rudimentaria Rural de Jinamagao Arriba, donde trabajó durante un año. En 1940 dirigió la Escuela Urbana de niñas de Esperanza, comunidad donde le correspondió sacar su cédula personal de identidad que como dato curioso es la número 01 de dicho municipio, lo que demuestra su apego a los principios y a las leyes. De allí pasó a ocupar las mismas funciones en la escuela Rudimentaria de Villa Lobos, provincia de Montecristi, donde permaneció hasta marzo de 1946.
Altagracia Camelia, llegó a su pueblo natal Mao en 1946 para trabajar como Maestra de séptimo curso en la Escuela Graduada Mixta “Generalísimo Trujillo”, hoy “Juan Isidro Pérez”. Más adelante trabajó como alfabetizadora, como Maestra de Cuarto Curso de educación primaria y luego en el octavo curso de la educación. Para esa época ya había finalizado como Estudiante Libre los estudios para Maestra Normal de Primera Enseñanza en la Escuela Anexa que dirigía la señorita Mélida Giralt en la Escuela Normal Ulises Francisco Espaillat de la ciudad de Santiago.
El primero de febrero de 1960 fue ascendida a Directora de la Escuela Primaria e Intermedia “Generalísimo Trujillo” de la ciudad de Mao que posteriormente pasó a llamarse “Juan Isidro Pérez”, donde por varios años trató de hacer crecer moral e intelectualmente una población que sobrepasaba los 2,000 estudiantes por año. El 23 de Noviembre de 1966 fue injustamente separada del servicio público docente, victima de los vaivenes políticos del momento, y luego jubilada de la educación pública en 1967.
Doña Camelia, como todos le llaman, no se cruzó de brazos en la quietud del hogar. Sentía que debía seguir aportando su saber a la juventud dominicana. Comenzó a coser para ganarse el pan, hasta que el 1ero. de Noviembre de 1967 fundó el Colegio “Enriquillo”, donde ha continuado sin desmayo su lucha en el campo de la docencia hasta nuestro días.
Con firme propósito de servir cada vez mejor a la educación dominicana y en especial de su comunidad, ingresó a la Universidad Nacional “Pedro Henríquez Ureña” en su extensión de la Vega en 1974, donde viajaba cada sábado, graduándose en 1984 con honores (Magna Cun Laude) con el título de Licenciada en Ciencias de la Educación, Mención LETRAS-SOCIALES. Como para dar ejemplo académico y de desarrollo personal, el 19 de Junio del 1993 se graduó en idioma francés en la Alianza Francesa de Mao, con la Mención de “EXCELENTE”.
En la actualidad, permanece laborando tanto en la docencia como en la Dirección en los períodos matutino y vespertino frente a su propio Centro de Enseñanza en la ciudad de Mao, donde aún le canta y recita a sus queridos estudiantes. Por ante ella han pasado millares de niños y jóvenes en quienes encendió la chispa del saber, y a quienes dio lo mejor de su vida y de su saber.
Después de 75 años recorridos, al ser consultada por el Comité de Historia de Mao, Inc., Doña Camelia nos dice: “El camino recorrido ha sido largo y tortuoso, pero la cosecha ha sido abundante y hermosa”.
En el período 1985-86 ostentó el cargo de Gobernadora de la Provincia, funciones que desempeño con tacto, discreción y responsabilidad y por lo que una amiga le dijo: “Usted ha prestigiado la Gobernación”.
Ha recibido varios pergaminos, placas y medallas de reconocimientos por su fructífera labor educativa y cultural, entre lo que se destacan el recibido en acto especial el 30 de junio de 1983, con motivo del Día del Maestro, de manos del Presidente de La República en el Palacio Nacional: “La Medalla al Mérito del Maestro Pedro Henríquez Ureña” en el Grado “Premio de Honor”; el 05 de octubre del 1993 el Senado de la República emitió una Resolución declarándola “Maestra Meritoria de la República Dominicana”; en el mes de Julio de ese mismo año todo el pueblo de Mao se volcó en flores, regalos y medallas en un sentido acto de reconocimiento que abarrotó todos los salones del amplio Club Quisqueya de la ciudad noroestana; y la Fundación “Consuelo Pepín” de Santo Domingo la reconoció en 1995 con la “Medalla de Oro al Honor Magisterial “Ercilla Pepín”. Estos, dentro de los muchos reconocimientos recibidos en su fructífera vida.
Doña Camelia, consciente de sus deberes para su pueblo, fundó en 1971 junto a un grupo de connotados ciudadanos, el Comité “La Barranquita, Inc.” el cual ha escrito brillantes páginas en la vida cívica, histórica y cultural de nuestro pueblo; es una de las fundadoras del Comité de Historia de Mao, Inc.,; Miembro del Comité de Apoyo al CURNO-UASD desde antes de la existencia del mismo hasta nuestros días; Miembro del Instituto Duartiano Filial Mao, etc.
Doña Camelia, no sólo ha dado su aporte a la educación, al civismo y a la historia. En la tranquilidad de su hogar escribe versos y canciones. Ha cantado a Mao, a la Patria y a su gente mediante finas y muy acertadas composiciones. Conserva decenas de poemas inéditos que esperamos algún día lleguen al conocimiento de la sociedad.
Algunos creen que Camelia Disla es una mujer de carácter recio. En cierto sentido lo es, sobre todo en el aula con sus alumnos, porque es exigente en el culto de los más sagrados valores humanos. Pero quienes le conocen, como lo es la mayoría de este pueblo que en forma reverente se arrodilla a sus pies, sabe que es una mujer extraordinariamente bondadosa, humilde, sencilla… Ama la disciplina, el respecto a la dignidad humana, la organización, la responsabilidad, entre otras virtudes, las que aspira que siempre sean cultivadas por todos los que pasan por sus manos. Todos los que han tenido el privilegio de compartir el calor de su amistad sincera, conocen que Doña Camelia es una mujer profundamente humana y sensible.
En Mao y el Noroeste no hay estamentos sociales, grupos, credo político, religioso ni condiciones económicas, que no vea a Doña Camelia con profundo sentido de admiración y respeto. Esto es así, por su limpia trayectoria en la vida, por su fructífera y larga labor en la enseñanza, por su fina y excelsa personalidad, por su sólida formación, por su gran dominio de la ciencia y la cultura y por ser un permanente ejemplo para las generaciones presentes y venideras.
Datos sobre Doña Camelia del primer día de clase
(1ero de Febrero del 1935)
Como hoy estamos recordando el día que 75 años atrás Doña Camelia se inició en el sagrado ejercicio de la enseñanza, permítannos darles algunos detalles de lo que ocurrió en la mañana de ese lunes 1ero de Febrero del 1935.
La jovencita con sólo 15 años y unos pocos meses, llegó a la Escuela Rudimentaria Rural de Gurabo encontrándose con 124 alumnos que, para poder enseñarles, distribuyó en tres grupos (Todos primero de primaria, ya que fue el día que iniciaba la escuela sus primeras labores). Su estatura era larga, alta, dice ella que como lo es actualmente. La mayoría de los que a partir de ese día serían sus alumnos eran mucho mayor que ella, con 20, 22, y hasta 24 años de edad. “Tajalanes” que nunca habían conocido ni descifrado la escritura, pero con muchas ansias por aprender.
Los grupos o tandas que organizó la novel maestra, les daba clase en horarios de:
8:00 a 10:00 AM, un grupo.
De 11:00 AM a 1:00 PM, otro grupo; y
De 2:00 a 4:00 PM, un tercer grupo.
Al grupo con más edad, rememora ella, los alfabetizó en un periodo record de 6 meses. Los demás, al su primer año de labor docente.
Hoy día, recuerda Altagracia Camelia los nombres de la mayoría de esos alumnos. Dice que sus nombres eran:
1. María Elena Jiménez
2. Juan Antonio Rodríguez
3. Augusto Rodríguez
4. Roselia Rodríguez (Estos últimos tres eran hermanos)
5. Mario Gómez
6. Javier Jiménez
7. Juanita Jiménez
8. Roma Jiménez (Estos últimos tres eran hermanos)
9. Aura Castellanos
10. Sebastián Castellanos
11. Apolinar Castellanos (Estos últimos tres eran hermanos)
12. Luís Alfonso Reyes
13. Rosa Sela Jiménez
14. Manuel Jiménez
15. Ana Tineo
16. Alidia Tineo
17. Cerafina Tineo
18. Maximo Tineo (Estos últimos cuatro eran hermanos)
19. Ana Antonia Tineo
20. Erodia Tineo
21. Niño Tineo (Estos últimos tres eran hermanos)
22. Carmen (Carmita) Tineo
23. Teófila Tineo
24. Ana Dolores Tineo (Estos últimos tres eran hermanos)
25. María Teresa Liz (Recordada como muy inteligente)
26. Dumidica Reyes
27. Luz Elmida Reyes
28. Pedro Reyes
29. Agripina (Mamota) Reyes (Estos últimos cuatro eran hermanos)
30. Quisqueya Reyes (Prima de los anteriores)
31. Ana Victoria Matías
32. Ana Jobina Jáquez
33. Antonio Jáquez
34. Juana (Juanita) Rodríguez
35. Minerva Rodríguez
36. Porfirio Rodríguez
37. Javier Castellanos
38. Genara Jiménez
39. Ana Celia Jiménez
40. Felino Jiménez (Estos últimos tres eran hermanos)
41. Chiche Tineo
42. Viejo tineo
43. Dulce Tineo (Estos últimos tres eran hermanos)
44. Alberto Alcántara
45. Parro Alcántara ( Estos dos últimos iban desde la Yagua)
46. Arquímedes de la Rosa
47. Mercedes (Mercedita) ( Estos dos últimos iban desde la comunidad de Pueblo Nuevo)
Favio Espínola, fue el Inspector de Educación en Mao que la recomendó como maestra y la llevó personalmente al poblado de Gurabo. El alcalde de Gurabo era Trinidad Morel (a) Tino, Natural de Guayubín. Vivía con su esposa Ramona Peña (Doña Monga), donde se alojó Altagracia Camelia, al iniciarse en la docencia el 1ero de febrero del 1935.
Señoras y señores, he ahí la resumida trayectoria docente de la Maestra del Pueblo, de la Maestra de Mao, de la Maestra de la República….
ALTAGRACIA CAMELIA DISLA RODRIGUEZ, mejor conocida como DOÑA CAMELIA
¡Gracias Todopoderoso por habernos dado el privilegio de compartir su existencia!.
Fuente el Nuevo Diario.com

No hay comentarios: