viernes, 1 de noviembre de 2013

Conflictos entre la Policía y el Batallón Comunitario (Mao y Barahona)

Palacio de la PolicíaEl Batallón voluntario de Barahona pidió este viernes que saquen a Máximo Báez Aybar de la zona porque no los deja hacer su “trabajo comunitario”.

En tanto, Báez Aybar dijo que a ellos se les aclaró que no pueden uniformarse ni usar rangos militares, porque además de que eso no es necesario para realizar laborares sociales, las labores de seguridad ciudadana están reservadas para la Policía Nacional.  

Advirtió que el batallón se perfila como una organización paramilitar, con uniformes y carnet con rangos y reiteró que las labores de seguridad son exclusivas de la Policía Nacional por ley.

En un comunicado entregado a los medios, el batallón alega que con sus acciones buscan solucionar los problemas sociales más prioritarios de la comunidad  como reparación de casas  y donación de alimentos.  

“Estamos teniendo inconvenientes con el jefe de la Policía de Barahona, el general Báez Aybar, que no quiere que estemos trabajando en las comunidades orientando a los jóvenes para que no caigan en la red de las drogas y la delincuencia”, indica el comunicado.
Agregó que los comandantes de zona que no son honestos y serios no les gustan este proyecto.  
También citaron al coronel Eddy Pérez y el mayor Franklin Álvarez, en Mao, como las personas que no los quieren dejar hacer su trabajo comunitario. Solicitaron al jefe de la Policía que trasladen a Báez Aybar, Eddy Pérez y el mayor Franklin Álvarez de sus zonas.
La organización escribió cartas al presidente Danilo Medida y al jefe de la Policía Nacional, Manuel Castro Castillo, expresándoles sus quejas.  

Sobre el Batallón.
En la web se pueden ver videos del “Batallón comunitario o Policía Voluntaria,  con uniformes negros y gorras realizando reparaciones de casa.

El director general, Genaro Pediet explica fue fundó esta organización sin fines de lucro y la registró bajo el nombre de “Batallón Comunitario de la policía voluntaria” hace cinco años.  
Detalló que la institución tiene 30 oficinas en la capital, 26 en la provincia y tres en Estados Unidos, y según dicen, son más de 150 mil miembros trabajando al servicios de comunidad. En los lugares donde citó tienen presencia están: Barahona, Azua, Banì, San Cristóbal, La Romana, Jarabacoa, Santiago, Navarrete, Mao, Esperanza, Higuey y Yamasá,
Explicó que para operar sus propios miembros dan una cuota de RD$100 mensuales, de los cuales RD$50 se quedan en la oficina donde llega ese miembro y el resto a la central que está en el café de Herrera.  

En una entrevista colgada en la web dice que “estamos trabajando prevención, rehabilitación (tenemos dos centros), salud (hacemos operativos médicos)” y explica que quienes hacen labores comunitarios de 5, 6, 7, 10 y 12 horas, reciben RD$8, 9 ó 10 mil como salario y los demás son voluntarios.
Tienen como logo “Batallón Comunitario  P.V.M. por una comunidad tranquila y limpia. Todo lo por la nación”.   

No hay comentarios: