viernes, 16 de diciembre de 2016

República Dominicana confirma 51 muertes por leptospirosis en lo que va del año

Foto: Se transmite por contacto de la piel o de las membranas mucosas, con agua, tierra húmeda o vegetación contaminadas con la orina de animales infectados, como ocurre al nadar, por la inmersión accidental o por excoriaciones ocupacionales.


Santo Domingo, 16 dic (EFE).- Las autoridades sanitarias de la República Dominicana confirmaron la muerte de 51 personas por leptospirosis en lo que va de año y observaron una mayor incidencia de la enfermedad en las tres últimas semanas, en las que se concentraron 13 de los fallecimientos por esta causa.

 El director de Gestión de Riesgo y Atención a Desastres, José Luis Cruz, reconoció en declaraciones a Efe que la incidencia de la enfermedad es muy alta en este momento, en torno al doble de lo normal, que son 10 casos sospechosos de leptospirosis reportados por semana.

 Un cómputo de 13 muertos en un periodo tan breve “es relevante” pero, según explicó, “fueron casos de personas que llegaron a los centros de salud en condiciones muy críticas”, varios días después de empezar a presentar síntomas, cuando ya apenas se podía hacer nada por ellos, dijo el responsable sanitario. Incluso, hubo pacientes que murieron a las pocas horas de ingresar porque la gente, aunque tenga fiebre, no acude al médico; por ese motivo, técnicos del Ministerio de salud están visitando casa por casa, principalmente en las comunidades más afectadas por las inundaciones causadas por las lluvias de octubre y noviembre, en el norte del país.

 Según el último Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud Pública entre las Semanas 45 y 48, en las que se han notificado 73 casos sospechosos de leptospirosis, se produjo un aumento en relación a lo esperado en el índice epidémico equivalente a un 1,47 %.

 Actualmente, las provincias de Santiago, Puerto Plata y Montecristi son las que mayor número de casos sospechosos presentan, aunque los resultados no confirman la enfermedad hasta dos semanas después de tomarse las muestras de los pacientes, señaló Cruz.

 Desde que bajaron las precipitaciones, el Ministerio ha puesto en marcha una serie de acciones que, además de las visitas buscando personas con fiebre alta, supone la entrega de cebos raticidas, charlas educativas, y el envío de mensajes sms con indicaciones para los usuarios, en virtud de un acuerdo con las compañías operadoras.

 Estas actuaciones han impedido, según Cruz, que los casos de leptospirosis hayan llegado a niveles registrados en otros años de fuertes lluvias, manteniéndose el número de fallecidos en la misma cifra que el año pasado, que fue de sequía, por estas mismas fechas. Según el último Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud Pública entre las Semanas 45 y 48, en las que se han notificado 73 casos sospechosos de leptospirosis, se produjo un aumento en relación a lo esperado en el índice epidémico equivalente a un 1,47 %. Además, en este periodo la letalidad pasó de un 14 a un y 33 %, circunstancia que se explica por las inundaciones que afectaron al país durante octubre y noviembre.

 De hecho, desde la semana 40 se observa un aumento de este indicador comparado con las 14 semanas previas, habiéndose reportado, en lo que transcurre del año, un total de 551 casos sospechosos de la enfermedad. La leptospirosis es una enfermedad bacteriana que varía desde la forma asintomática, pasando por un cuadro febril leve, hasta una forma mortal fulminante, y su periodo de incubación promedio oscila entre 5 a 14 días (mínimo 2 y máximo 30).

 Se transmite por contacto de la piel o de las membranas mucosas, con agua, tierra húmeda o vegetación contaminadas con la orina de animales infectados, como ocurre al nadar, por la inmersión accidental o por excoriaciones ocupacionales. También se contagia por contacto directo con la orina o los tejidos de animales infectados; a veces por la ingestión de alimentos contaminados con orina de ratas infectadas y, en ocasiones, por inhalación de gotitas en aerosol de líquidos contaminados. EFE

No hay comentarios: